Blog

¿Por qué nuestros productos son orgánicos?

¿Por qué nuestros productos son orgánicos?

¿Por qué nuestros productos son orgánicos?

Antes de hablar de por qué en Naturkost producimos únicamente alimentos orgánicos y algunas ventajas de estos, es importante explicar el por qué los productos que provienen de la agricultura tradicional representan un riesgo cada vez mayor para la salud de las personas y el cuidado del  medio ambiente.


Primero un poco de historia. El crecimiento desmedido en la población y el aumento en la demanda de alimento a partir de la época industrial o moderna, obligó a los agricultores a recurrir cada vez más al uso de químicos en sus procesos, para producir más y en menos tiempo. Lo que en un inicio comenzó con pesticidas y fertilizantes artificiales culminó en el diseño de semillas transgénicas o alteradas genéticamente. 


El principal problema del uso de aditivos e insumos químicos en la agricultura es que se disminuyen los aportes y beneficios naturales de los alimentos, además de contaminarse con sustancias que pueden causar daño a la salud de quienes la consumen.

Afortunadamente, existe una opción de alimentos puramente naturales y producidos bajo una serie de procedimientos ecológicos, es decir orgánicos (como nuestra chía). Estos suelen estar limpios de contaminantes, en un gran porcentaje, además de ofrecer un mayor aporte nutricional que los alimentos que no son producidos en cultivos orgánicos.

Un cultivo orgánico es aquel sistema de producción agrícola libre de fertilizantes y pesticidas químicos, es decir, un método que gestiona eficientemente los recursos de la tierra, usando abonos naturales en vez de insumos agrícolas, incrementando la fertilidad del suelo de forma normal y evitando propagación de plagas o enfermedades.


Los fertilizantes naturales suelen estar hechos de plantas, animales, restos de alimentos y cualquier fuente orgánica natural que preparan la tierra para una larga vida y ofrecen grandes beneficios:


  • Mayor fijación del carbono en el suelo.

  • Fácil degradación (se transforman en compuestos solubles en agua que las plantas aprovechan).

  • Aumento de microorganismos (hongos y bacterias) que benefician a la tierra.

  • Mayor aprovechamiento de nutrientes (micro y macronutrientes).

  • Mantienen la humedad necesaria para cada tipo de plantaciones.


En Naturkost llevamos un década capacitando y brindando recursos a nuestros productores para lograr cultivos orgánicos, que contribuyan a obtener semillas de chía que cumplan con estándares internacionales. El cuidado del medioambiente es sumamente importante para lograr estas certificaciones, nuestros cultivos no contaminan los suelos ni impactan negativamente al medio ambiente, los ecosistemas no se alteran y se mantiene viva a la biodiversidad local.


 

Para obtener más información sobre cómo nuestra chía contiene mayores concentraciones de minerales y vitaminas que otras, así como sobre las certificaciones que avalan que todos nuestros productos son libres de pesticidas y químicos, te invitamos a dar clic aquí.